Jueves, 26 Abril 2018 00:00

El multilateralismo de Macron ante Tramp Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

'El orden mundial del siglo XXI es multilateralista'

El animado discurso del líder francés, que habló en inglés, representó un giro dramático casi al final de una visita de Estado de tres días, en la que había demostrado su calurosa relación personal con Trump.

 

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió este miércoles ante el Congreso de Estados Unidos la cooperación de Washington para "reinventar" un nuevo tipo de multilateralismo y advirtió de los peligros del "nacionalismo", en un discurso a las antípodas de la visión de Donald Trump.

El tono fraternal expresado por el presidente francés Emmanuel Macron en sus reuniones con Donald Trump ha quedado relegado durante el discurso ante una sesión conjunta del Congreso norteamericano estadounidense.

Allí, el presidente francés criticó implícitamente pero con extrema dureza las políticas de su homólogo, afirmando: "podemos escoger aislacionismo y nacionalismo, pero cerrar la puerta al mundo no parará la evolución del mundo. No comparto la fascinación por nuevos poderes fuertes, el abandono de la libertad y la ilusión del nacionalismo."

Como ejemplo de este implícito desencuentro, Macron citó la ausencia de Washington del Acuerdo de Paris contra el cambio climático. "Estamos matando nuestro planeta. No hay planeta B. Trabajemos juntos para volver a hacer grande a nuestro planeta ("make our planet great again"). Y estoy seguro que un día los Estados Unidos volverán a suscribir el pacto del clima de Paris", dijo el mandatario francés insinuando que cuando Trump no esté, los Estados Unidos volverán al acuerdo.


El entusiasmo de la bancada demócrata –la oposición política a Trump- y el ascendente personal sobre el presidente estadounidense erigen a Macron como un líder capaz de contrarrestar a la primera potencia mundial.

Este rol lo había asumido hasta ahora la canciller alemana Merkel, que el viernes toma el relevo de Macron con su visita a Washington.

Macron, ¿nuevo garante del orden mundial liberal?

Con esta visita de Estado, Emmanuel Macron cuadra el círculo y se consagra como el confidente del irascible Donald Trump en las distancias cortas y a la vez su más voraz crítico.

Macron sedujo a Trump con salidas diplomáticas para salvar el acuerdo nuclear con Irán que vence el 12 de mayo. Pero luego de sus reuniones con Trump y su

discurso al Congreso, Macron traicionó pesimismo sobre el futuro acuerdo nuclear, admitiendo en una rueda de prensa que aunque "no tiene información privilegiada" cree que Trump "desechará por sí solo este acuerdo, por razones internas".

El presidente francés también invitó al mandatario estadounidense a evitar los aranceles al acero y al aluminio que quiere imponer a partir de la próxima semana.

Con Washington rendido a su empatía, Macron derrumbó el “América primero” de Trump en el Congreso. La conclusión es que el mandatario francés se ha erigido en el garante del orden mundial liberal, en ausencia de un Trump peligrosamente aislacionista. Macron aparece como el futuro de un tiempo pasado que busca reeditarse.

Un "nuevo acuerdo" con Irán

En una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca, el estadounidense Donald Trump y el francés Emmanuel Macron pusieron de lado sus divergencias sobre la cuestión iraní con la idea de un nuevo acuerdo, aunque fueron evasivos sobre el perfil, el alcance y las consecuencias exactas de estas negociaciones.

"Tenemos un desacuerdo", dijo Macron con relación al pacto con Irán. "Pero creo que estamos en vías de superarlo con la decisión que hemos adoptado de ir hacia un nuevo acuerdo", añadió.

Ese nuevo entendimiento, explicó, tendría por objetivo "completar" el acuerdo que hace tres años fue firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, China y Rusia con el gobierno de Teherán.

Poco después, el presidente de Irán, Hasan Rohani, cuestionó la legitimidad de un eventual nuevo acuerdo sobre el programa nuclear. "Juntos, con un jefe de un país europeo, dicen: 'queremos decidir sobre un acuerdo alcanzado entre siete' ¿para qué? ¿con qué derecho?", lanzó Rohani en un discurso en Tabriz, en el norte de Irán

Macron llegó a Washington para una visita de Estado para, entre otras cosas, convencer a Trump de no romper el acuerdo con Irán. Sin embargo, en la ceremonia de recepción en el Salón Oval Trump inició una larga y enfática diatriba contra el acuerdo, al que calificó como "un desastre" y "una locura".

Plazos que apremian

Durante meses, funcionarios estadounidenses y europeos han negociado entre bastidores para reformular el acuerdo. Los funcionarios han jugado con la idea de una declaración conjunta por separado en la que prometerían abordar problemas no nucleares, mientras buscan un acuerdo más duro para después de 2025.

El desafío, dicen, es encontrar una solución que le permita a Trump reclamar una victoria pública y mantener el trato intacto. Los funcionarios estadounidenses más agresivos acusan a Europa, particularmente a Alemania, de no querer endurecer las medidas contra Irán para salvaguardar sus inversiones en la república islámica, acusaciones negadas por los europeos.

El desacuerdo amenaza con llevar las relaciones transatlánticas a su punto más bajo desde la guerra de Irak.

 



"Fundamentos sólidos"

Al fin de las reuniones entre los dos jefes de Estado, Trump pareció entusiasmado con la idea de un "nuevo acuerdo" con Irán que tenga "fundamentos sólidos", porque el vigente tiene "fundamentos en descomposición".

Trump tiene plazo hasta el 12 de mayo para decir si Irán cumplió los compromisos asumidos, y en caso de considerar que no podría romper el acuerdo unilateralmente, un acto de consecuencias imprevisibles.

 

La semana pasada, el nominado para Secretario de Estado Mike Pompeo admitió en el Senado que Irán está cumpliendo. Trump se concentra en supuestos ensayos misilísticos que Irán estaría realizando, pero diversos analistas apuntan que esa cuestión no es parte del acuerdo sobre la política nuclear de Teherán.

Macron reconoció que hay asuntos que aún deben ser abordados, principalmente la actividad nuclear iraní después de 2025 -cuando se levantarían restricciones estipuladas en el acuerdo-, los misiles iraníes y una vía para limitar el rol de Teherán en Medio Oriente. En ese cuadro, todos los otros firmantes defienden la continuidad de lo acordado.

"Tendrán problemas"

Una idea lanzada por Trump de un "reinicio" del acuerdo fue recibido con firme rechazo en Teherán, que advirtió que reiniciarían su programa nuclear en caso de una salida estadounidense del pacto. "No van a reiniciar nada. Si lo reinician, tendrán problemas", amenazó Trump el martes.

En Washington, el experto Rob Malley, exasesor de Barack Obama y director del International Crisis Group, apuntó que la iniciativa de Trump y Macron es limitada y repleta de condicionantes. "Si Trump se comprometió a cumplir con el tratado, y si la suerte del tratado no depende del resultado de la negociación un (improbable) acuerdo separado, y si Irán no cambia de opinión, entonces podría pasar algo. Pero son muchos 'si'", apuntó.

"Trabajaremos juntos "

La diatriba sobre Irán contrastó enormemente con la pompa que rodeó la visita de Macron y su esposa a la Casa Blanca, y Trump recibió al jefe del Estado francés saludándolo como "el más antiguo aliado de Estados Unidos".

Tras una velada privada el lunes, la Casa Blanca desplegó la alfombra roja nuevamente para los Macron la noche del martes en una fastuosa cena de Estado para un centenar de invitados.


La prensa estadounidense no tardó en calificar de "bromance" -relación afectiva entre hombres- los vínculos que han mostrado publicamente los dos mandatarios, que a priori todo opone.

"Que nuestra amistad sea más profunda, que nuestros lazos se fortalezcan y que nuestra sagrada libertad nunca perezca", dijo Trump en su brindis a la pareja Macron. "Te pude conocer y tú me pudiste conocer. Ambos sabemos que ninguno de los dos cambia fácilmente de opinión, pero trabajaremos juntos y tendremos la capacidad de escucharnos", respondió Macron.

 

AELA

.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios