plradio.online

Corrupción y violencia ante las elecciones mexicanas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Corrupción y violencia fuera de control

 

Corrupción imparable y violencia fuera de control ante las elecciones mexicanas
FELIPE OCHOA MOGROVEJO

El 1 de junio de este año, México se presenta a la jornada electoral más grande de su historia. Se elegirán 3.416 cargos públicos a nivel local y federal, pero los grandes problemas seguirán ahí.

El 1 de junio de este año, México se presenta a la jornada electoral más grande de su historia. Se elegirán 3.416 cargos públicos a nivel local y federal. Tras las distintas disyuntivas internas en cada uno de los partidos, se han presentado hasta seis candidatos a la carrera para ocupar Los Pinos a partir del próximo primero de diciembre por un período de cinco años y 10 meses[1].

Estamos ante una variedad en las experiencias de los candidatos, sus alianzas, propuestas, críticas y alineaciones frente a un panorama político que se avista conflictivo. Pero según las encuestas recientes, sólo tres candidatos tienen posibilidades. Más allá de sus personalidades y trayectoria política, la variedad de la oferta parece más aparente que real.

Calendario y candidaturas
El inicio del proceso electoral 2017-2018 lo dio a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE) el 8 de septiembre de 2017. Hasta el 14 de octubre se podían postular los candidatos independientes y hasta el 13 de diciembre, los partidos políticos podían presentar coaliciones y precandidatos.

Desde el 14 de diciembre al 11 de febrero se realizaron los procesos de pre campaña que comprende los actos públicos y promocionales de los partidos políticos, la militancia y los precandidatos para captar el voto interno de cada uno de sus afiliados y lograr formar parte de la contienda en representación de las fuerzas políticas. Sin embargo, por primera vez en la historia de México, los nueve partidos políticos federales se aliaron en grupos de tres y apoyaron a un solo precandidato respectivamente.

Por primera vez en la historia de México, los nueve partidos políticos federales se aliaron en grupos de tres y apoyaron a un solo precandidato respectivamente.

El Partido Revolucionario Institucional -PRI-, que actualmente ostenta el poder, estableció la alianza “Todos por México” con el apoyo del Partido Verde Ecologista (con quien Enrique Peña Nieto ganó las elecciones en 2012) y del Partido Nueva Alianza -PANAL-. Su candidato a la presidencia es el ex Secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Desde septiembre de 2017, el Partido Acción Nacional (PAN) -que mantuvo la Presidencia de la Unión del 2000 al 2012- anunció su coalición “Por México al Frente” con el Partido Renovación Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) oficializada en diciembre del mismo año con la motivación de Ricardo Anaya para liderar la contienda electoral.

“Juntos haremos historia” es la asociación política del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES) que ha escogido como contendiente a la carrera presidencial al dos veces candidato Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO).

La alianza fue concebida en sus inicios como una convergencia de izquierdas; pero, luego de las diferencias entre López Obrador y los dirigentes del PRD y MC, el líder de MORENA decidió participar sólo con el PT. Sin embargo, en noviembre de 2017 el conservador Partido Encuentro Social anunció que se encontraba en negociaciones con la coalición para apoyar a AMLO como candidato de esa fuerza política.

Finalmente, la alianza fue inscrita oficialmente en las fechas legales cuyas críticas no se hicieron esperar especialmente por el conservadurismo ideológico presente en Encuentro Social que ha manifestado en múltiples ocasiones su rechazo a las políticas de matrimonio igualitario y aborto legal.

En cuanto a la presentación de candidaturas independientes, de las 74 postulaciones presentadas hasta el 14 de octubre de 2017, tan solo 3 cumplían con los requisitos necesarios que implicaban la recolección de al menos el 1% de firmas del padrón electoral (800 mil aproximadamente) en 17 entidades federativas tal y como dispone el artículo 371 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón (El bronco) y Armando Ríos Piter lograrón superar el primer filtro del INE, sin embargo, la primera candidata finalmente participará de la contienda por la presidencia debido a que las autoridades electorales encontraron irregularidades en las firmas presentadas por los otros dos candidatos.

Tres candidatos con posibilidades de victoria
Andrés Manuel López Obrador (AMLO)
Con una postura de izquierda progresista, Andrés Manuel López Obrador se presenta a los comicios presidenciales por tercera ocasión. AMLO, como se hace llamar en una efectiva confusión entre su acrónimo y el de un hipotético partido unipersonal, ha sido Jefe de Gobierno del Distrito Federal y, como líder del Partido Renovación Democrática contendió con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2006 y 2012 respectivamente.

Luego de diferencias internas, se separó del PDR y formó su propia fuerza política denominada Movimiento de Regeneración Nacional. En coalición con el Partido del Trabajo y, sorprendentemente, con el conservador Partido Encuentro Social, aspira ser Presidente de México con 69 años de edad.

Conocido como la representación del México profundo, López Obrador lidera las encuestas de interés de voto luego de la finalización de las etapas de precampaña que varían del 38% al 32% de intención.

Conocido como la representación del México profundo, López Obrador lidera las encuestas de interés de voto luego de la finalización de las etapas de precampaña que varían del 38% al 32% de intención. En su “Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024”, marca sus líneas generales en cuanto a la erradicación de la corrupción y la violencia, la lucha contra la pobreza y desigualdad, y la reactivación económica.

Fue el único candidato que ha presentado la lista de las personas que conformarían el gabinete de gobierno en caso de ganar el próximo 1 de junio.

Entre sus más grandes críticas tenemos la alianza con el partido de derecha Encuentro Social, la propuesta de amnistía para los líderes de carteles de droga y la supuesta relación con Elba Esther Gordillo, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, quien está envuelta en múltiples procesos judiciales por corrupción y malversación de fondos públicos. Además, algunos de sus opositores afirman que los gobiernos de Rusia y Venezuela influyen en su campaña.

Ricardo Anaya Cortés
El político queretano de 39 años fue diputado local y federal, Presidente de la Cámara de Diputados y Presidente de Acción Nacional hasta su renuncia y posterior anuncio para contender la carrera presidencial. En una inusual alianza con el PRD, y junto a Movimiento Ciudadano, formaron la coalición “Por México al Frente”. Anaya se convertiría en el segundo presidente más joven de la historia del país luego de Emilio Portes Gil (1928-1930), que accedió a la presidencia a los 38 años.

Anaya es el segundo candidato con más intención de voto. En una investigación realizada por el analista Kiko Llaneras para El País, el líder panista tendría en promedio un 29.2% de los sufragios en los comicios de junio. Sin embargo, en este mismo estudio, es el candidato que menos rechazo genera y que mayor ventaja obtendría si AMLO no es favorecido por los indecisos.

Anaya se convertiría en el segundo presidente más joven de la historia del país luego de Emilio Portes Gil (1928-1930), que accedió a la presidencia a los 38 años.

Entre sus propuestas principales se destacan el aumento del salario mínimo, un gobierno de coalición que genere estabilidad en el país para abordar los temas de corrupción y violencia, y generar procesos de desarrollo económico. Por otro lado, Anaya Cortés no ha podido desvincularse de las críticas por enriquecimiento ilícito de su familia vinculada a sus cargos públicos.

Asimismo, El Universal y Proceso -dos medios de comunicación masivos- denunciaron investigaciones sobre desvío de fondos públicos a través de su Fundación por más Humanismo.

José Antonio Meade
Ex portavoz de las Secretarías de Hacienda y Relaciones Exteriores en los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, José Antonio Meade es el candidato oficialista.

El Partido Revolucionario Institucional decidió reformar sus estatutos con la finalidad de permitir que una persona que no milite en el mismo pueda ser candidato priista. “Todos por México”, una alianza conformada por el PRI, el Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza, apoyó a Meade como su representante a la contienda.

José Antonio Meade tercia las elecciones tras la caída abrupta de popularidad de Enrique Peña Nieto en los últimos seis meses, la peor en comparación con sus dos antecesores. El Presidente actual deja un legado en donde la corrupción y la criminalidad han permitido que el 2017 se convierta en el año más violento de la historia reciente de México.

El candidato del PRI propone apresurar el nombramiento del Fiscal Anticorrupción y Fiscal General, la cadena perpetua para políticos corruptos, y la creación de zonas económicas especiales que fomenten el progreso económico.

El Presidente actual deja un legado en donde la corrupción y la criminalidad han permitido que el 2017 se convierta en el año más violento de la historia reciente de México.

Los escándalos de corrupción en Tamaulipas, Chihuahua y Quintana Roo -de gobiernos estatales priistas- y su vinculación con el aumento de los precios de los combustibles cuando fue Secretario de Hacienda, han marcado las críticas de su precampaña. Además, fue multado por el Instituto Nacional Electoral por un spot navideño, catalogado como acto de campaña anticipada.

Violencia y corrupción: asignaturas pendientes
México inició el 2018 con un reporte de violencia sin precedentes en la historia reciente. El Sistema de Seguridad Pública reportó hasta noviembre de 2017 más de 23 mil casos de muertes violentas en el país, que superó por un millar al último año del gobierno de Felipe Calderón que era hasta entonces el que ocupaba el primer lugar.

Ubicado en el puesto número 123 por Transparencia Internacional, México ha caído 28 lugares en el índice mundial de corrupción. La crisis económica agrava más el panorama estatal que lo mantiene como el segundo estado con mayor desigualdad de entre los países según datos de la OCDE.

Para el nuevo sexenio, más allá de quien sea el ganador de la contienda electoral, los retos fundamentales son la fragmentación del poder y la urgencia de una reforma de las instituciones para el control de la corrupción y de una violencia intolerable.

 

 

 

[1] A partir de la Reforma Electora de 2014, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos tomará posesión el 1 de octubre de cada año empezando en 2024 por un período de seis años.

 

AELA

.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios